El amor real en Celeste and Jesse Forever y Like Crazy

5537442ca9288acc9ca4196db837e687

Es fácil comprender el atractivo de las comedias románticas: una mujer que no ha tenido suerte en el amor, un protagonista masculino guapo, pero que también es sensible, un par de desventuras divertidas y un final feliz donde todo se soluciona y viven dichosos para siempre. Hay que sumarles también un par de mejores amigos (que normalmente están ahí para el toque cómico) y un clóset espectacular, a pesar de que la protagonista suele tener problemas económicos.

Que no se malentienda: a mí me gustan las comedias románticas. Son dulces, entretenidas e ideales para perderme en una fantasía por un rato. Pero sé que son fantasías. Esa idea del hombre “perfecto”  que aparece para solucionar la vida me parece muy peligrosa. El amor es un trabajo. A veces es difícil y desafiante, pero por sobre todo es espectacular. Ver crecer una relación a través de un cuidado diario (requiere de mucha paciencia, amor, comprensión, empatía y comunicación) es tan mágico como plantar una semilla de tu flor o fruta favorita y verla florecer.

Celeste and Jesse Forever y Like Crazy son dos películas de amor real. Con personajes creíbles, que tienen tantas virtudes como defectos, cuentan historias que comienzan apasionadas: dos personas que sienten una química potente, la viven, la disfrutan y la exprimen hasta que llega el después.

¿El después de qué? El después de que se acaba el enamoramiento. Estudios han demostrado que el enamoramiento puede durar hasta tres años y se caracteriza por una alegría desbordante, una locura por el otro y, y esto es lo más importante, una idealización. Una persona puede tardar hasta tres años en ver a la persona que tiene enfrente tal como es, con todos sus defectos y solo entonces elegir de verdad si quiere trabajar en ese amor o no.

Celeste and Jesse Forever comienza en el después. En el mucho después. Ambos protagonistas, que han sido amigos desde el colegio, se casaron y ahora están en proceso de divorcio. Nadie entiende por qué no están juntos: se divierten, siguen riéndose con sus bromas internas y siempre acuden al otro en los momentos difíciles. Resulta que es ella quien no quiere continuar con la relación, por culpa de la inmadurez de él e incapacidad de conseguir trabajo.

d322156b9772018c7e162c7bf8368948Aquí es donde este filme, coescrito por la misma protagonista, Rashida Jones, toca otro tema muy interesante. Hoy, que las mujeres ocupamos cada vez más posiciones de poder y somos más exitosas, nos damos cuenta que hemos hecho un proceso a medias. Nosotras hemos cambiado muchísimo, ¿pero los hombres? Y más aún, ¿cómo han cambiado nuestras expectativas de ellos? El personaje Celeste es una mujer exitosa, reconocida, ambiciosa y que disfruta lo que hace. Pero a pesar de ser ella tantas cosas, espera lo mismo de su marido. Es decir, la mujer no solo quiere el trabajo, el reconocimiento y el dinero, sino que parece exigir que el hombre quiera lo mismo, como se supone que siempre ha sido.

458ee901a752a14f77510a8bc8808e00¿Pero acaso ellos no tienen permiso para tener su propia revolución? Ahora que una parte de nosotras (porque todavía queda un largo recorrido por hacer) podemos optar si queremos o no quedarnos en la casa, si queremos trabajar full o part time o si queremos el puesto más alto de la empresa, ¿acaso ellos no pueden tener también la alternativa de quedarse en casa o tener un trabajo un tanto menor?

Creo que es un tema para entrar en discusión. Porque es precisamente eso lo que finalmente pone en juego la relación de estas dos personas que tanto se aman.

Aunque Like Crazy nos presenta la pareja cuando recién se conoce, nos lleva por un recorrido similar en cuanto a la veracidad de la historia de amor. Aquí, una pareja hace todo lo humanamente posible para estar juntos mientras están en la etapa del enamoramiento. Y lo consiguen, solo que ya llegaron al después. ¿Podrá entonces sobrevivir el amor en el tiempo? ¿Tendrán algo que construir?

a7fdd20db842800ca341d9eb86915504

Es un filme sencillo, bonito y con una gran actuación de Felicity Jones, cuya intensidad y belleza capturan en cosa de segundos. Habrá que seguir de cerca a esta joven actriz británica, porque de seguro su exitosa carrera está solo empezando.

La belleza de Like Crazy radica en su sencillez. No es un filme pretencioso, no busca dar respuesta a las grandes interrogantes del amor, sino que presentar un romance entre dos personas de la forma más real posible. Y lo logra.

4e0e52aa0ebda14ec494a0b87e460ab9

Dato freak: en ambas películas participa el actor Chris Messina (The Mindy Proyect).

– Andrea Larrabe

Fotos: Pinterest.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s