Por qué caemos en depresión

Andrea LarrabeGood morning, good morning!

Espero que se encuentren muy, muy bien y hayan tenido un lindo fin de semana 🙂

Hoy les quiero hablar de un tema con el que nunca me sentí familiarizada hasta este año. Por fortuna, nunca antes en mi vida había tenido depresión y la verdad es que me costaba mucho entender lo que significaba realmente. ¿Cómo alguien no iba a hallar la fuerza de voluntad necesaria para salir de la cama? ¿Para ir tras un sueño? ¿Para cumplir objetivos? ¿Qué era esto de lo negro que a veces oí mencionar?

Pero como comenté en un video hace un tiempo, durante el verano experimenté ese negro, esa sensación terrible de que todo está mal y que nunca mejorará, esa seguridad con la que creía que hasta el problema más minúsculo era una montaña inalcanzable. Me sentía tan pequeña, tan poca cosa y tan sola. Porque creo que eso le sucede a la mayoría de las personas cuando sufren depresión: creemos que somos las únicas que nos sentimos así.

Me provocaba un temor inmenso el pensar que nunca más me volvería a sentir bien. No lograba imaginar cómo podía volver a ser yo misma. ¿Qué pasaba si esta era yo? ¿Si no hay más de yo que esta versión triste y pequeña, a quien la vida le parece demasiado grande y tenebrosa?

Una parte de mí sentía que ya lo había vivido todo. Había estado “arriba” y había estado “abajo” y en ninguno me había sentido feliz. ¿Es eso realmente todo lo que hay? Pensé que una vez que llegara “arriba”, que tuviera todo lo que te prometen que traerá consigo la felicidad, sería feliz. Pero no lo fui. Lo contrario. Creo que mientras escalaba dejé de lado quién soy en realidad.

Quise desahogarme en mi blog hoy, porque hay algo que quiero celebrar. En agosto me dieron de alta y hace más de dos semanas comencé a bajar la dosis de mi antidepresivo y hace mucho, mucho tiempo que no me sentía tan bien. Me siento en paz. Algo pasó en mí. Siento que la depresión para mí fue el camino que necesitaba recorrer para comenzar de cero, para replantearme todo, quién era yo, qué quería, con quién quería estar, cuál eran mis límites. Creo que el medicamento me equilibrió las emociones para yo poder tomar cartas en el asunto.

De alguna forma, comencé a soltar. Empezó a importarme cada vez menos lo que la gente pensaba de mí, escuchaba más y más lo que quería mi corazón, amé sin cuestionármelo, volví a soñar y a ver la vida como un mar infinito de posibilidades. Ahora creo con toda seguridad que la felicidad no es una fórmula comprobada, sino que cada uno puede decidir ser feliz y luego ir construyéndola día a día con lo que a uno le hace feliz, le llena el alma, le motiva, le inspira.

Vivimos en un mundo muy loco. Hoy mismo leía cómo mujeres tan famosas, como Cara Delevigne y Lady Gaga sufren de depresión y la batallan día a día. Me parece tan tremendamente curioso que a las personas les siga impactando que gente con tanto dinero, éxito, fama y comodidades económicas sea capaz de ser infeliz. Cuántas veces hemos escuchado ese comentario de: “Si yo fuera XXX sería feliz”.

Nos han vendido esta idea de que el dinero compra la felicidad, de que la belleza garantiza la felicidad, de que la juventud garantiza la felicidad, y nos pasamos los años corriendo detrás de ese espejismo, pensando que si tan solo cambiamos el look, probamos un nuevo producto de belleza, trabajamos más horas, ganamos más dinero, nos sentiremos mejor con nosotros mismos.

Pero al menos para mí, por mi experiencia, siento que la única forma de ser feliz es atrevernos a ser quiénes somos y seguir el camino que nos indican de nuestro interior. Creo que al tratar de cubrir esa vocecita de la conciencia simulando estar satisfecho con lo que se supone que nos debería hacer feliz, nos engañamos, y que tarde o temprano nos deprimimos, nos angustiamos, perdemos el sabor y el color de la vida. Porque nos estamos ignorando en afán de lo que otros creen.

¿Es esto realmente lo que quieres? ¿Te motiva tu día a día? ¿Te inspira tu vida?

Bueno, el post me quedó bastante largo, así es que disculpas por eso. Siento que he aprendido y crecido mucho este año y quise contarles en especial por si hay alguien pasando por lo mismo para que sepa que no está solo y que no es el único 🙂

un abrazo grande y que tengan un mágico día

*La hermosa foto es de Santorini y fue tomada por mi hermana 🙂 Si la utilizan por favor dar el crédito a este blog.

Anuncios

20 comentarios en “Por qué caemos en depresión

  1. Andrea! Qué maravilla!! yay!! *tira challa* Te felicito mucho, qué rico que te dieron el alta… cuando una está abajo en ese agujero es tan difícil pensar que algún día volverás a estar bien, que volverás a tener esperanza! Qué maravilla, de verdad.
    No tenía idea que estabas en algo así, no lo demuestras, no se nota, y por eso muchas veces la gente no cree que una está mal hasta que te ven casi tirada en el suelo y no lo entienden. Es difícil.
    Gracias por compartir, por desahogarte acá, no eres la única, no soy la única, son cosas que pasan y tener la capacidad de superarlas es un logro increíble! Un abrazo.

    Me gusta

  2. Qué rico debe ser escuchar que te dan de alta en cualquier tipo de enfermedad, pero imagino que acá es distinto, no tiene nada que ver con una fractura en la pierna por ejemplo. Felicidades para ti y te admiro por compartirlo.
    Yo estoy en el otro bando, nunca he sentido depresión pero aunque no la haya vivido es algo en lo que llevo pensando mucho en los últimos días porque me tocó estar cerca de alguien que sí la vive y no es fácil, creo que debería haber más difusión acerca de qué pueden hacer las personas alrededor, si es que realmente se puede hacer algo. Quizás no, no sé.
    Por lo mismo me cuesta entender algunas cosas, no poder levantarse de la cama, no querer hacer cosas cuando el mundo está tan lleno de estímulos que alegran cada día.
    Esto da para largo, así que propongo que sea un tema de conversación para cuando nos veamos 🙂

    Me gusta

  3. Muchas Gracias por tu post, creo que es una ayuda enorme para muchas personas el poder leerte y darse cuenta que no están solos y que se pueden volver a levantar. Se nota mucho en tus videos de youtube y post de este Blog que estas muy muy Bien. Me alegro que hoy seas Feliz y puedas contagiar con esa felicidad a todos quienes te Siguen.
    Saludos.!!

    Me gusta

  4. Que alegría leerte Andrea 🙂 Que bueno que todo vaya de maravillas y que bueno que estes saliendo adelante. Además es muy bueno que en el proceso hayas podido conocerte mejor, pareciera necesario entrar en estas etapas para salir fortalecidos. Un abrazo apretado!

    Me gusta

  5. Que lindo tu post, que lindo leerte porque se nota que estás bien y te sientes bien contigo misma… Me alegro que por lo menos esta depresión te haya servido para conocerte más y para acercarte cada vez más hacia la felicidad…. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  6. Qué alegría que estés mejorando.
    Tu post me hizo recordar a alguien quién pasó por depresión y (de alguna manera) me tocó vivirlo. Se requiere de mucha valentía, esfuerzo y el reconocerse para lidiar con la depresión. Sé que es un camino doloroso, pero tiene sus grandes aprendizajes.

    Felicidades, sos grande. Un abrazo 😉

    Me gusta

  7. Me alegro que estés mejor linda y estoy segura que tu post ayudara a muchas personas así que gracias por compartir tu experiencia ya que no todos se atreven.
    Un abrazo enorme Andrea y sigue sonriendo porque eres una pequeña sunshine!!

    Me gusta

  8. Que es lindo leer esto y saber que cada día estas mejor. Te entiendo mucho en algunos aspectos ya que sufrí de una “mini-depresión” y se me transformaron en crisis de pánico y también me tuve que medicar para que se me pasara y entre ellos había un antidepresivo el cual me funcionó de maravilla, tenía menos sueño, menos ganas de estar haciendo nada, me sentía con más ánimo y ganas de estar activa, me dieron el alta en enero de este año, los deje de a poco, al principio me costó por que sentí algunos efectos secundarios, pero ya con el tiempo fue todo mejor. Ya llevo 9 meses sin pastillas y me siento de maravilla, claro que tengo que tomar unas pastillas naturales para la energía por que si fuera por mi dormiría toda mi vida jajajaja, pero eso es parte del cansancio laboral.
    Es verdad lo que dices de conocerse y escucharse, es un proceso súper heavy, pero muchas veces necesario, uno aprende a conocer sus limites, sus debilidades más grandes y una vez que te sientes bien sabes que todo eso era necesario!
    Un abrazo Andy!

    Me gusta

  9. Hola andrea, me alegro mucho que estés mejorándote, creo que a veces la vida nos pone a prueba con estas situaciones y está en uno el poder elegir cual es el camino apropiado para enfrentarse a estos obstáculos…me gusta mucho leer estas experiencias que sirven de inspiración para ver el lado bueno de las cosas… 🙂
    Saludos!

    Me gusta

  10. Increíble Andrea!! Te felicito por salir adelante y demostrar que se puede, todo con ganas y perseverancia se puede. Me imagino que debió ser una etapa super dura pero que alegría que te encuentras bien y que le hiciste frente como se debe. Hay personas que pasan años en este estado y no son capaces de pedir ayuda.
    No sé que mas decir, estoy feliz por ti… ahora a disfrutar!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s